His vision of the "Third Estate":
The glorification of useful labour


La visión que Goya muestra del Tercer Estado es francamente positiva siempre que ejerzan de buenos y sufridos trabajadores



La visión que Goya muestra de los hombres y mujeres del Tercer Estado es francamente positiva cuando ejercen de buenos y sufridos trabajadores.

En sus dibujos y grabados Goya participa de la simpatía con que ilustrados y liberales miraban a los campesinos y artesanos que mantenían con su esfuerzo la buena vida de los miembros del Estado, del clero y la aristocracia. Así, por ejemplo, el capricho 42, titulado Tú que no puedes, muestra a dos campesinos sosteniendo sobre sus espaldas sendos borricos de buen año, que en la iconografía de Goya son el trasunto de los nobles de inmerecida alcurnia. En el capricho 120 Goya pregunta sonriente a un campesino a través de la leyenda que le da título a la estampa: ¿No sabrás lo que llevas a cuestas?.

Goya, sin embargo, es tan agudo en el diagnóstico de la explotación del campesinado como realista sobre el posible éxito de cualquier actitud rebelde. Con un realismo muy aragonés, le espeta a un labriego -que, enojado y gritando, ha arrojado al suelo la azada-: No harás nada con clamar.

Sin embargo, no todo es trigo limpio en el o. Goya critica con sus destructivas caricaturas a los vagos, a los que se refugian en el alcohol, a los perezosos (C56, DC79, DC 77), a los maleantes, a los violentos y a los chulos y alcahuetas. En estas estampas, Goya acosa con el acero de su pincel a la otra pinza que atenaza, junto con los parásitos de las clases poderosas, a aquellos que con su esfuerzo crean riqueza y felicidad para todos.

En definitiva, a lo largo y ancho de estos grabados Goya muestra su condición de burgués ilustrado: solo el trabajo (DF46) y la astucia pueden redimir al pobre, porque solo a través de él es posible comprar la benevolencia del poderoso, alcanzar la incierta pero eficaz inmunidad que da la riqueza, y ganar de forma justa y sin engaños el aprecio de los semejantes. En definitiva, para Goya, infatigable y entusiasta trabajador, el trabajo dignifica al hombre, aunque sea pobre -como a aquel Ciego trabajador (DEd144) o a Esta pobre que aprovecha el tiempo (DC11)-, y lo dignifica también en el ejercicio de los oficios más humildes, especialmente, a aquellas lozanas mujeres de sus dibujos y cartones que se afanan lavando y tendiendo (Las lavanderas, o el DE37).


Francisco Javier García Marco


 

[ OBRA | Evolución | Pintura | Grabado | Dibujo | Temas | Proyectos | Técnicas | Fuentes | Influencias | Aragón ]
[ Inicio | Vida | Obra | Época | En Aragón | Catálogo | Repositorio | Mapa ]


InfoGoya 96 es una iniciativa de la Universidad de Zaragoza, patrocinada por la Institución Fernando el Católico de la Diputación de Zaragoza sobre un Apple Internet Server donado por Apple Computer.

© 1996 InfoGoya.