Los movimientos sociales en Aragón
en el último tercio del siglo XVIII

El cambio social

Los movimientos que tuvieron lugar en este período no perseguían una transformación profunda de la estructura social, pero el orden político implantado por los Borbones veía en ellos una fuente de peligro. Tienen un componente básicamente urbano; los centros más conflictivos se concentran en una amplia zona que deja fuera los Pirineos y las Tierras Altas turolenses, donde únicamente merece destacarse la conflictividad laboral de los sastres de Albarracín (1794). Pueden ser clasificados de la siguiente forma:

Motines

Los más importantes fueron los que tuvieron lugar ya en 1766. Desde seis años antes se atravesaban problemas de abastecimiento agravados por la liberación del comercio dei trigo. La tensión social acumulada estalló en Zaragoza el 6 de abril de 1766. El motín zaragozano fue duramente reprimido, primero por los «broqueleros» (paisanos armados) y luego por los Regimientos de Caballería de España y de Dragones de Sagunto.

Conflictos gremiales

Diversos conflictos que enfrentan a maestros y oficiales (mancebos) dentro del mismo gremio. En Zaragoza, por ejemplo, el conflicto de los sastres (1781-1803).

Conflictividad jornalera

Desde su creación, la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País intentó situar bajo su control a los jornaleros, lo que -unido a la coyuntura alcista- motivó que surgiesen los primeros conflictos. En la primavera de 1785 aparecieron en Zaragoza pasquines contra la leva, mientras que en Barbastro los jornaleros reclamaban aumentos del 165,6% en su jornal (consiguiendo un 59,4% ). La protesta arreció en los años siguientes: en 1787 y 1788 hubo movimientos reivindicativos de jornaleros en Barbastro, Calatayud, Huesca y Zaragoza. Paralizado durante la Guerra contra la Convención (1793-95), el mismo año en que finalizaba ésta los jornaleros de Barbastro y Tarazona consiguieron elevar sus jornales.

Paralelamente, tuvo lugar la reacción de los propietarios, que intentaron imponer jornadas de sol a sol, mientras se realizaban levas de «vagos», con destino al ejército.

La propaganda revolucionaria

El estallido de la Revolución Francesa coincidió con una época de malas cosechas. La penetración de la propaganda revolucionaria fue lenta, pero entre 1790 y 1795 fue detectada en La Almunia de Doña Godina, Borja, Calatayud y Zaragoza. El descontento cundió especialmente en algunas Universidades, como la de Zaragoza. El envío a Huesca de guardias valonas fue recibido con desagrado y se produjeron enfrentamientos con la población civil.

Los conflictos antifeudales

Finalmente, sería necesario añadir los posibles conflictos antifeudales, que debieron de tener lugar en numerosas poblaciones.
Extracto de A. Peiró, Atlas de historia de Aragón. Zaragoza, 1991.



[ ARAGÓN | Goyas en Aragón | Rutas | El Aragón de Goya | Aragoneses ilustres | Historia | Geografía ]

[ Inicio | Vida | Obra | Época | En Aragón | Catálogo | Repositorio | Mapa ]


InfoGoya 96 es una iniciativa de la Universidad de Zaragoza, patrocinada por la Institución Fernando el Católico de la Diputación de Zaragoza y realizada con la colaboración de Apple Computer.

© 1996 InfoGoya.